Naming, naming, naming

¿Tan importante es el naming?, Por cierto.., ¿cómo se llamaba esa empresa que nos visitó hace dos días?

Un mal naming es sin duda el peor de los principios para una marca, y probablemente multiplicará los esfuerzos comerciales y publicitarios que ésta necesitará para tener visibilidad a lo largo de su existencia. Si pudiéramos evaluar el coste de lo que esta decisión tan importante significa, muchos equipos de marketing y products managers, dedicarían más atención a la decisión estratégica de elegir un buen naming, fundamental para contribuir al éxito futuro de la marca.

El naming es el primer mensaje

El naming es el primer mensaje que los consumidores y usuarios perciben en relación con el producto o servicio, éste sobrepasa en gran medida la carga visual que se puede transmitir con un logotipo, por sonoridad, semántica, léxico y significado.

El naming es por definición identitario

Un mal logotipo puede verse compensado por un naming acertado, fácil de memorizar, coherente con el producto, servicio o empresa que representa. Pero difícilmente ocurre al revés, un mal naming para una marca suele condenarla al fracaso. El naming es el 50% de la marca, una disciplina estratégica compleja que en adn studio como consultora de branding desarrollamos habitualmente, mediante técnicas de creación de nombre de marca.

Internet ha dado mayor sentido al valor del naming

El naming nos permite comunicarnos con ventaja, si en algún sentido, el nombre se acerca al significado del producto o servicio que representa. Si busco comprar manzanas y las necesito ya, mis palabras clave en el buscador probablemente serán: manzanas + entrega inmediata. En la construcción semántica de la creación del nombre, debo tener en cuenta las raíces léxicas para ser encontrado como una primera opción por los buscadores. Manzana express, es poco imaginativo, pero lo que está claro es que es definitorio de mi promesa como marca, fácil de recordar y además me van a encontrar los buscadores como yahoo, google, más fácilmente que mis competidores. Naturalmente todo es más complejo, este ejemplo sólo persigue hacer comprensible la idea. Los caminos creativos para la creación del naming pueden y deben tener en cuenta nuestra forma de buscar en internet y además ser excepcionalmente creativos.

El naming forma parte de proceso de creación de la identidad de la marca

El naming debe perseguir igual que el diseño del logotipo, diferenciarse de sus competidores, transmitir valores descritos en el programa de branding, como la percepción cualitativa del producto y sus ventajas diferenciales

Los departamentos de marketing saben muy bien que los consumidores no compran productos, compran la imagen mental de éstos: Comunicación + packaging + logotipo + naming = MARCA

Por cierto..,

  • ¿Cómo se llamaba esa empresa que nos visitó hace dos días?
  • ¿Que vendía ese anuncio tan bonito que viste por la tele?
  • ¿Cómo se llamaba aquel vino increíble que probamos la última vez?
  • Pídelo otra vez a aquella empresa que nos sirvió tan rápido…
  • Naming, naming, naming y adn studio.