Qué es Blanding y su contrasentido con la estrategia de branding

Para entender que es blanding, su paradoja con la estrategia de branding y lo nocivo que puede llegar a ser para la comunicación de la marca, empezaremos por definir ambos anglicismos, comúnmente usados para el trabajo de crear y construir una marca.

Qué es Branding

El branding es por definición la estrategia que dota de personalidad, rasgos diferenciadores y herramientas de comunicación a una marca. Define el conjunto de atributos que construyen su personalidad, articula su propuesta de valor, la capacidad de reconocimiento y su esencia. Lo hace a través del posicionamiento estratégico de marca, la identidad corporativa y el comportamiento con su audiencia, con el objetivo que el consumidor pueda asociar un valor significativo al producto o servicio que identifica con la marca.

Qué es Blanding

El blanding por el contrario, deja de lado la estrategia de marca para centrarse en una estética limpia y de corte minimalista para sus logotipos. La marcas que lo adoptan pierden su capacidad de diferenciación. Su identidad anodina, influye confundiendo la percepción de valor que tienen sus usuarios, en muchas ocasiones, pierden la capacidad de generar atención. Para entender qué es blanding más facilmente, reconocerás que una marca blanding porque se mimetiza con otras de su sector, ya que emite con el mismo tono de comunicación, mensajes similares a otras marcas que venden productos o servicios parecidos en aspecto, precio y calidad. Su escasa diferenciación hace que sus clientes potenciales perciban la sensación de que la oferta es la misma en todo el sector.

Qué es Blanding 3 y su contrasentido con la estrategia de brandingDescubre si tienes una marca que es blanding ¡Hazle el test!

El blanding gusta. ¿Quién no quiere un logotipo de corte minimalista, limpio y perfecto, con una bonita tipografía Gotham? Pero también es una amenaza, ya que desviste de atributos diferenciadores a la marca, abocándola a mimetizarse entre sus competidores y vaciándola de personalidad y autenticidad.

Descubre con este sencillo test si tienes una marca que es blanding.

  • ¿Puedes definir en qué consiste la personalidad de tu marca?
  • ¿Sabes cuál es el factor diferencial de tu identidad?
  • ¿Puedes decir en una frase cómo tu marca proyecta su diferencia?
  • ¿Eres capaz de definir en qué consiste la esencia de tu marca?
  • ¿Emites mensajes de comunicación con un lenguaje visual propio y diferenciador?
  • ¿Tu logotipo tiene la misma tipografía que la de otros logos del sector?
  • ¿La identidad corporativa de tu marca es similar a la de tus competidores?
  • ¿Los códigos visuales de tu identidad se corresponden a la realidad del producto o servicio que representan?
  • ¿La comunicación de tu marca consigue diferenciarte de otros negocios que ofrecen productos similares en calidad, aspecto y precio?
  • ¿Puedes identificar qué propuesta de valor emite tu marca para ser algo significativo para sus públicos?
  • ¿Tu marca es capaz de hablar con sus consumidores y usuarios con voz propia?
  • ¿Los mensajes que emite tu marca tienen un tono de comunicación particular y reconocible?
  • ¿La identidad corporativa es claramente diferenciada de la competencia?
  • ¿El logotipo es original, diferenciado y tiene la capacidad de generar atención?
  • ¿Percibes que la comunicación de tu marca tiene una escasa diferenciación frente a la de tus competidores?
  • ¿Sabes si tus clientes tienen problemas para reconocer tu oferta debido a una baja diferenciación, o a la la sensación de que todo es lo mismo?
  • ¿Tu comunicación transmite valores, emociones, autenticidad y/o experiencia de marca?
  • ¿Puedes definir la percepción que tienen los usuarios o consumidores sobre lo que proyecta la marca, aquello que viven, sienten, aquella emoción que les despierta su uso o consumo?

Si la mayoría de tus contestaciones tienen un no por respuesta, tienes un problema de branding que resolver urgentemente.

Qué es Blanding 2 y su contrasentido con la estrategia de branding¿Es bueno el blanding?

Muchas veces en los encargos para diseñar una identidad, se pide explícitamente un logotipo blanding. Una cosa es diseñar un logotipo de corte minimalista, adaptado a los requerimientos de internet, Apps y las redes sociales, y la otra, es dejarse llevar por una tendencia que acabará por homogeneizar la identidad, convirtiéndola en una marca invisible y de escasa diferenciación entre sus públicos. Naturalmente una marca debe estar diseñada para desenvolverse en cualquier plataforma online, pero no por ello debe perder su capacidad de diferenciación y emitir un lenguaje de comunicación propio. El blanding tiene su parte positiva, entre sus bondades, está la de por fin ver cada día soluciones de diseño más lineales, líquidas, limpias y ordenadas, que consiguen adaptarse a cualquier pantalla sin perder visibilidad sea cual sea el tamaño. La paradoja se encuentra en que la mayoría de marcas blanding han empezado a compartir códigos visuales similares, algunos de ellos usados de forma indiscriminada, sencillamente, porqué es lo que se lleva, sin responder a la estrategia de posicionamiento de la marca y tampoco a la realidad de lo que representan. Vestir una marca con un código visual que es una tendencia, es condenarla a la invisibilidad.

Qué es Blanding 4 y su contrasentido con la estrategia de branding

Si te ha gustado compártelo!
    Escribe un comentario

    3 × Cuatro =