Supermarcas en tiempos de #QuédateEnCasa

En plena emergencia sanitaria vemos algunas marcas que parece que se hayan estado preparando durante toda su existencia para actuar de forma ejemplar en este momento. No es así, se trata de supermarcas y está en su adn comportarse así. Saben flexibilizarse, ser empáticas y adaptarse a la situación sin dejar de ser ellas mismas.

Todo el mundo me pregunta porqué algunas marcas tienen éxito y otras no. La respuesta, más allá de los factores cualitativos y competitivos, siempre es la misma. El secreto está en su esencia y en su capacidad para ser algo significativo para sus clientes, usuarios o consumidores.

La idea que una marca tiene que ser valiosa, significativa o importante para alguien, toma sentido en estos tiempos de #QuédateEnCasa. Cuando la estrategia de una marca tiene en cuenta a las personas, los clientes, los equipos internos y la sociedad, percibimos su cultura de supermarca, apreciamos los valores que transmite y su personalidad conecta con nuestras necesidades reales de forma espontánea.

Supermarca #quédateencasa

Una Supermarca es comportamiento

Una supermarca no te vende, por definición te ayuda, es decir, el producto, servicio o negocio que representa tiene una razón de ser superior, existe para ayudarte, ofrecerte soluciones, del tipo que sean. Una supermarca no tiene clientes, tiene amigos a los que ayuda. Las supermarcas actúan con los mismos valores siempre y es en estos momentos de dificultades cuando vemos la mejor versión de estas.

Una supermarca son las personas que la abanderan

La personas que forman parte de una supermarca, aunque están trabajando desde casa, cuidando de los niños, comprando con mascarilla y paseando al perro más tiempo del permitido, están pensando constantemente como ser mejores para sus clientes y en cómo ayudarlos. ¿Quién no quiere la atención, el diálogo y el acompañamiento de alguien que realmente se preocupa por él?. Este comportamiento espontáneo se consigue con personas, “empleados” que adoran la marca y se sienten comprometidas por su causa. Esto no se logra con dinero, la atracción y retención del talento tiene que ver con el posicionamiento estratégico de la marca y con su filosofía y modo de entender su negocio.

Adaptarse o…

Una supermarca es flexible y tiene cintura para adaptarse, evolucionar con el mercado, las tendencias o los cambios de comportamiento de sus clientes. Si hoy tenemos que permanecer en casa, pues te llevaremos lo que necesites hasta tu puerta, esta es la actitud de un supermarca. La esencia de la marca permanece, su comportamiento de marca y su modelo de negocio se adapta a la evolución y comportamiento del mercado. Las supermarcas son flexibles, adaptativas, evolucionan sin miedo al cambio y avanzan cuando todo se detiene.

Las supermarcas son autenticidad

Las marcas se construyen sobre un producto, un servicio, una empresa o un concepto de negocio, todos aspectos tangibles, materiales, factibles y económicos, que como consumidores poco nos importan cuando no los necesitamos. Una supermarca que sus productos tal vez no estén en la lista de suministros esenciales, debería estar en estado de shock, pero no es así, su comportamiento, aquello que hace y su comunicación, emiten un comportamiento ejemplar, transmiten liderazgo y transpiran autenticidad a raudales.
Una marca debe trabajar para ser relevante también en momentos de crisis y ser capaz de proporcionar expectativas, alentar a la sociedad y comprometerse con sus clientes.

Jordi Corella
Director creativo en adn studio

Supermarcas

Para terminar, os animo a leer el post Los valores del branding, en el que se explica la diferencia entre marcas, en las que todo se mide en términos de crecimiento económico, sin duda, así debe ser en el sector empresarial, y las supermarcas, aquellas que ostentan un propósito superior. También trabajan para crecer y tener éxito, pero en ellas hay algo más elevado que las empuja a existir y su posicionamiento pone en el centro a las personas. Puedes leer el Post AQUÍ.

    Write a comment